Edad Moderna

En el siglo XV, según la tradición, los Reyes Católicos otorgaron a Renedo de Esgueva el derecho a ostentar su propio escudo de armas, cuyo emblema figura en la Casa del Ayuntamiento.

Del siglo XVI, quizá, sería una necrópolis descubierta en 1925, en un cotarro situado al Norte de la Carretera de Valladolid a Tórtolas, cuya necrópolis, tal vez perteneciera al desaparecido poblado de San Pedro de la Mambrilla, de este término municipal, mencionado en el Diccionario de Don Pascual Madoz, de 1849.
En 1561, el lugar de Renedo de Esgueva seguía perteneciendo a la jurisdicción de la ciudad de Valladolid y su población era de 86 vecinos.
En 1646, esta villa sólo contaba 32 vecinos.
En 1736, fue edificada la actual Iglesia parroquial de esta villa, de estilo barroco, cuya obre fue dirigida por el arquitecto Don Manuel Serrano.
En 1751, Renedo de Esgueva era lugar de realengo del Partido y Provincia de Valladolid.
Dicho lugar se halla sujeto a la jurisdicción de la ciudad de Valladolid, quien elegía las Justicias Locales.
Su población era de 112 vecinos.
Los edificios de este lugar eran los siguientes: 112 casas habitables, 3 inhabitables y una arruinada, tres pajares, una fragua y cinco lagares en el campo, un molino harinero, con una muela, inmediato al río Esgueva y otro molino harinero, sobre el río Esgueva, casi arruinado.
Además, existían 68 pies de colmenas que ocupaban varios colmenares diseminados por el campo.
El término de este lugar de Renedo comprendía 6350 iguadas de terreno, de las cuales, 3550 eran de sembradura de secano, 450 de viñedo, 80 de prados, 14 de eras y el resto, eran terrenos baidios.
En 1765, “la casa, molinos y huerta” de extramuros del lugar de Renedo de Esgueva, pertenecían a Don José Seares de Castro, Sargento del Regimiento de Infantería de Vitoria, natural del Reino de Galicia.
En 1785, Renedo de Esgueva era lugar realengo del Partido y Provincia de Valladolid, con Alcalde Pedáneo.
En el siglo XVIII, algunas de las familias residentes en este lugar poseían – entre otros- los siguientes apellidos: Alfonso, Amor, Arostegui, Arredondo, Ayuso, Babón, Calvo, Camino, Cañibano, Capellanes, Carrión, Cerrato, Correa, Cotillo, Diego, Felipe, Fierro, Fombellida, Frías, Fromistan, García, Hernando, Ibáñez, Lara, López, Luis, Maestro, Martínez, Mate, Mateo, Mayor, Neira, Nieto, Olea, Ortega, Palacios, Pescador, Pinedo, Planillo, Salas, Sarga, Sicilia, Taborda, Tordesillas, Val, Vega, Velasco Delicia.
En 1804, figuraba la Iglesia Parroquial de este lugar bajo la advocación de Santa María la Mayor y era su Cura Párroco Don José Zamora.